¡Con ganas de superarme!

Plaça Europa - L'Hospitalet de Llobregat

Plaça Europa – L’Hospitalet de Llobregat

Durante la carrera.
El pasado sábado 18 de abril participé en la carrera nocturna de l’Hospitalet de Llobregat, ciudad situada en las afueras de Barcelona. Había 2 opciones, 5 km o 10 km y elegí participar en la modalidad de 10 km.

Tshirt2
Enseguida que me enteré me apunté sin dudar. Me hacía ilusión experimentar la sensación de correr de noche.

Fase de entrenamiento:
Debo reconocerlo, casi no me he preparado para esta carrera. En concreto, esa misma semana fui a correr con el grupo de Nike con el que he empezado a entrenar los martes. Solo “rodamos” 4 km a un ritmo entre 5:30 y 6:30 minutos por km. El jueves, salí sola por la tarde. Subí desde el parque Joan Miró hasta el hotel Miramar, bajé pasando por la Fundación Joan Miró, el Poble Espanyol y al llegar al parque Joan Miró di 2 vueltas para completar los 10 km. Reconozco que me costó, pero no me paré en ningún momento. Pensando en ♥ Monchermari ♥, en lo que me diría cuando se lo contara. Y esos fueron mis 2 únicos entrenos de la semana.

Hotel W

Hotel W

Día de la carrera:
Por la mañana ya estaba nerviosa y fue a peor por la tarde. ¡Incluso tenía dolores de barriga!
A media tarde tenía sensación como de hambre, así que merendé. Comí un croissant con una pieza de chocolate negro y me bebí una taza de leche con Cola-cao. Normalmente solo tomo leche de avena, pero como se me había terminado, decidí que un vaso de leche de vaca “normal” no me iba a hacer daño. Después de merendar, intenté hacer una siesta para descansar, pero no pude dormir nada.

La pre-carrera:
Llegamos un poco más de 30 minutos antes de la hora de salida. Tiempo suficiente para ir al lavabo ;), ver dónde había que situarse, hacerse unas fotos, escuchar las palabras de ánimo de ♥ Monchermari ♥, poner en marcha mi Geonaute. Buenas vibraciones, temperatura ideal, mucha gente. Lo normal de una carrera popular.

La carrera:
Casi desde el principio, tuve flato. No lo entiendo ya que respiraba con toda normalidad. Intenté no centrar mi atención en ello. Mientras corría, pensaba en todo lo relacionado con la carrera. Calles anchas y planas, ideales para correr. El recorrido me era familiar, cada viernes voy a trabajar a esta zona y reconocía los lugares por donde pasábamos. Oía las conversaciones de los demás corredores. Muchas parejas de runners, los chicos dando consejos a las chicas. 😉

Durante la carrera.

En el avituallamiento del km 5, bebí un poco de agua y no me sentó bien. Náuseas y un poco de reflujo de … leche, ¡la de la merienda!. Pensé que iba a vomitar y me empezó a doler la barriga. Pero, una vez más, me concentré en la carrera. ¡A estas alturas no podía abandonar! Seguí corriendo, pero me sentía pesada. ♥ Monchermari ♥ , que me había ido animando en varios puntos del circuito me comentó después que se me notaba. Y, de pronto, vi el arco de la meta. Cuando sólo faltaban 200 m empecé a hacer un sprint. No sé de dónde saqué las fuerzas, pero en ese momento me puse a correr de manera ligera y crucé la meta con una gran sonrisa en los labios.

¡A la llegada!

¡A la llegada!

Después de la carrera:
♥ Monchermari ♥ me esperaba en la meta con su mejor sonrisa y diciéndome que lo había hecho muy bien, que estaba muy contento …
Era la primera carrera donde estaba en la meta y tengo que reconocer que pensar en este momento de reencuentro me animó a seguir corriendo durante los momentos duros de la carrera.

A la llegada, ya bebiendo una coca-cola que me sentó muy bien, hice los comentarios propios de después de una carrera: las sensaciones, el recorrido, la gente, etc.
Acabé muy contenta de mi misma. Estuve a punto de abandonar, pero resistí. Así me he dado cuenta que hay que entrenar la mente a no flaquear.
Pero también experimenté una sensación nueva: ganas de mejorar mi tiempo. Increíble.

Yo que siempre he dicho que corría por km y no por tiempo. ¿Me habrá picado el gusanillo del “verdadero runner”?

Además, quiero apuntarme a otras carreras de 10 km. Y, por supuesto, volver a correr la Cursa Nocturna de l’Hospitalet de Llobregat el año que viene y mejorar mi tiempo (1h04).

Me ha gustado la sensación al acabar, una verdadera sensación de Bien-estar. 😉

¡Hasta el año que viene!

¡Hasta el año que viene!

Esta entrada fue publicada en Moverse y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s