¿Sudar o no sudar?

Transpiration

Lo reconozco: no me gusta sudar. Siempre me ha disgustado el olor a transpiración y, por supuesto, las manchas que se quedan en la ropa. Además no soy la única en opinar así. Cuando hablo de mi actividad deportiva con mis amigas, es habitual que alguna de ellas comente que le resulta tremendamente desagradable sudar. Alguna de ellas incluso añade otro matiz: soportar el propio olor ya es de por sí duro, pero el de los demás… Sentir cómo las tripas se te giran al entrar en un vestuario, o el mareo al pasar por delante de aquella sala donde se está impartiendo una clase dirigida ¡Ni hablar de entrar allí!

Supongo que por esto cuando voy al gimnasio es para nadar o para disfrutar de la zona de aguas, ¡que también nos merecemos un descanso!

Dicho esto, alguien se puede preguntar ¿Y cuando corres, qué? ¿No sudas? Y yo diré ¡Por supuesto que sí! Soy una mujer normal. 😉 De hecho después de unos km de Running o de una buena sesión de Fitball, transpiro de la cabeza a los pies. Además me siento bien. Incluso diría que estupendamente. No me molesta en absoluto. Y es que es diferente.

Para empezar hago mis ejercicios sola. Tanto si corro, como si hago yoga o trabajo de suelo en casa, no tengo a nadie a mi lado con quien deba “compartir” mi olor, ni “apreciar” el suyo. Esto ya de por sí me despreocupa y por tanto deja de tener importancia el aspecto social del tema. Cuando hacemos las actividades de mi grupo ¡Mujeres en marcha! es cierto que caminamos a buen paso y “socializamos”, pero el ritmo de andar no nos hace transpirar en exceso y por tanto todas mantenemos nuestra dignidad intacta (y nuestra nariz relajada).

Respecto al tema de las manchas en la ropa, tomo dos medidas principales. La primera es evidente: utilizar ropa adecuada. Desde que inicié mi reto 365 días, mi armario se ha ido llenando de camisetas, leggins, chaquetas, calcetines, etc. especialmente pensados para el deporte. Todo esto se lava con facilidad, se seca rápido y no necesita ser planchado. La segunda medida es usar productos de lavado específicos para el sudor. Primero era algo escéptica a estos nuevos detergentes, pero ahora veo que van bien y no hay ni rastro de manchas o de olores.

Hay otra cosa que nunca pensé que diría: noto que la transpiración debida al ejercicio me va bien. Siento cómo me libera de las toxinas acumuladas y me alivia. Es curioso que la sensación de Bien-Estar después de hacer deporte es más intensa si se ha sudado. Sentimos como si esto fuera la prueba del trabajo bien hecho.

Y vosotras, ¿qué pensáis sobre el tema de sudar?

Esta entrada fue publicada en Moverse y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s