¿Quién es Tatau l’Antiquari?

TatauDía 22. Fecha de nuestro aniversario de boda. 14 años juntos. ¡Qué bien! Me encanta pensar en todos los años que nos quedan para vivir juntos. Me emociono cuando oigo o veo historias de abuelos enamorados como el primer día, cogidos de la mano en la calle, que se cuidan. Me imagino así. Se me llenan los ojos de lágrimas. ¡Tanta felicidad!

Hacer algo diferente para celebrar este día. ¿Por qué no ir a comer juntos, ya que nunca podemos por cuestión de agenda?
Pero no lejos de casa, que después hay que ir a trabajar. 😉

Y es así como nos sentamos en Tatau l’Antiquari. Nada más entrar me gustó. Soy de amor a primera vista. También cuando vi a ♥ Monchermari ♥ me gustó al instante. 😉

Pero volvamos a Tatau l’Antiquari. Se trata de un sitio pequeño, decorado de cosas dispares pero que juntas parecen hechas para estar al lado las unas de las otras.

EtagèresVélo

Fuimos acogidos por la gran sonrisa de Vanessa, la responsable del restaurante, que enseguida nos explicó las fórmulas de que disponen: menú y medio menú. Las opciones eran todas apetitosas. Al final comimos de primer plato huevos revueltos con morcilla para ♥ Monchermari ♥ y judías verdes con jamón para mí. Delicioso. Los segundos fueron un risotto de lomo para ♥ Monchermari ♥ y conejo a la ampurdanesa para mí. Me encantó la salsa de chocolate del conejo. De postre compartimos un pastel de pera y otro de plátano con chocolate. Auténticos postres caseros.

Como el lugar y la amabilidad de Vanessa nos habían encantado, decidí averiguar un poco más sobre ellos.

Primero llama la atención el nombre. Tatau l’Antiquari ¡Qué nombre más extraño! ¿De dónde vendrá? Pues bien, Tatau significa tatuaje en polinesio y se eligió este nombre porque Luis, el marido de Vanessa, es tatuador y su especialidad son los tatuajes polinesios.

L’Antiquari viene del hecho que Vanessa y Luis su pareja tienen una tienda de antigüedades, que se llama  El lenguaje de las Flores, en el barrio de Gracia.

Tatau l’Antiquari abrió sus puertas en mayo del 2013, fruto de una serie de coincidencias.Todo empezó cuando un amigo contactó con Vanessa y Luis para saber si querían comprar muebles y objetos de un restaurante que cerraba en Sitges, para venderlos en su tienda. Una vez todo comprado, otro amigo les dijo que había un restaurante que cerraba en Sants y que quizás lo podrían alquilar como almacén para sus objetos. Nada más verlo se quedaron impresionados por el parecido que tiene este local con la tienda de Gracia: 2 pisos, vigas aparentes, etc. Enseguida pensaron en convertirlo en su restaurante, algo que tenían pensado desde hacía algún tiempo.

Por su parte Vanessa tiene una amplia experiencia en restaurantes, tanta como años de vida, ya que su madre tiene un restaurante.

Pero no se acaba aquí la historia, ya que debemos mencionar a un personaje muy importante: Pere, el cocinero.

¿Y de dónde viene Pere? Podríamos decir que viene de las ondas.
La historia es que un día Pere escuchó por la radio una entrevista que hicieron a Luis sobre los tatuajes y que derivó sobre comida, restaurantes, etc. Al escuchar que ambos tenían la misma visión de la cocina, Pere lo contactó. Se conocieron, encajaron y poco después se ponía al frente de la cocina. Antes de allí Pere había trabajado en diferentes establecimientos, pero sin encontrar ninguno acorde a su visión sobre la cocina.

Para Pere, la cocina tiene que ser libre y espontánea, sin todas estas etiquetas y clasificaciones que hay hoy en día. Puede ser incluso un medio para expresar sus ideas o una forma de plasmar lo que una canción le sugiere. En este sentido Pere ha creado platos inspirados en canciones, basándose en indicios que encuentra en las letras o la música.
Fieles a su espontaneidad, el restaurante no tiene una carta fija. El menú se elabora a diario, según lo que se ha comprado por la mañana. Si fueran gente de etiquetas, diríamos que es cocina km 0 porque los ingredientes son locales o slowfood, porque la comida se prepara al momento. Pero no lo diremos porque para ellos las etiquetas encasillan, limitan y acaban haciendo daño.

Se trata de recuperar la esencia de la cocina y que todo el mundo salga sonriendo, un poco más feliz de lo que había entrado. Y esto se consigue sobre todo cuidando la selección de productos, sin buscar artificios. La cocina de Tatau l’Antiquari es la de la abuela, la de toda la vida. Al final la buena cocina, como la de Tatau l’Antiquari, es más difícil de encontrar que la cocina elaborada.

Los vegetarianos o celíacos se pueden acercar sin temor al restaurante. Aunque no hay un menú específico para ellos, Pere adapta la receta al instante.

¿A quién recomendaría Tatau l’Antiquari?
Pues a quien le gusten los productos frescos, quiera salir de la rutina y disfrute de la cocina. En Tatau l’Antiquari se sentirá como en casa.
Además es habitual ver a Pere salir a hablar con los clientes, intercambiando opiniones y explicando los platos del día.

INt.

En definitiva un auténtico lugar de Bien-estar para todos los sentidos.

Tatau l’Antiquari
Carrer de Salou, 5
08014 Barcelona
699.10.50.85

Esta entrada fue publicada en Deleitarse, Descubrir y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a ¿Quién es Tatau l’Antiquari?

  1. Thaïs Oliva dijo:

    Me apunto esta recomendación!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s